synthroid taking instructions

Inicio > Graficos > Naturaleza. Belleza. Gratitud.

Naturaleza. Belleza. Gratitud.

Miércoles, 28 de diciembre de 2016 Dejar un comentario Ir a comentarios

Cuando me gradué en la UCLA, me trasladé al norte de California, a Elk, un pequeño pueblo en la costa de Mendocino. No tenía teléfono ni tele, pero tenía el servicio postal de EE.UU. y entonces la vida era buena, si pueden recordarlo. Iba a la tienda de comestibles por una taza de café y un bizcocho de chocolate, y enviaba mis negativos a San Francisco; y quién lo iba a decir, dos días después estaba de vuelta en mi puerta, lo cual era mucho mejor que luchar con el tráfico de Hollywood. No tenía mucho dinero, pero tenía tiempo y me podía maravillar.

Así que comencé a tomar fotografías ‘time-lapse’. Me tomaría un mes fotografiar un rollo de película de cuatro minutos porque eso era todo lo que podía permitirme.

Llevo fotografiando flores con ‘time-lapse’ sin parar, 24 horas al día, 7 días a la semana, más de 30 años, y su movimiento es un baile del cual jamás me cansaré. Su belleza nos envuelve de colores, sabor, tacto. Además, provee un tercio de los alimentos que ingerimos. Belleza y seducción son las herramientas de la naturaleza para sobrevivir, porque protegemos aquello de lo que nos enamoramos. Abre nuestros corazones y nos hace darnos cuenta de que somos parte de la naturaleza y no estamos separados de ella. Vernos a nosotros mismos reflejados en la naturaleza, también nos conecta a unos con otros porque todo está conectado entre sí.

Cuando la gente ve mis imágenes, muchas veces exclama: “Oh, ¡Dios mío!” ¿Se han preguntado alguna vez lo que significa? El “oh” significa que he captado tu atención, que estás aquí, consciente. El “mío” significa que te conectas con algo profundo dentro de tu alma. Se crea una espacio para que tu voz interior se eleve y sea oída ¿y “Dios”? Dios es aquel viaje personal en el que todos queremos estar, para inspirarnos, para sentir que estamos conectados con un universo que celebra la vida.

¿Sabían que el 80% de la información que recibimos llega a través de nuestros ojos? Y si se compara la energía luminosa con las escalas musicales, solo podríamos ver una octava a simple vista, justo la octava del medio. ¿No le estamos agradecidos a nuestros cerebros por tomar el impulso eléctrico de la energía luminosa y crear imágenes a fin de que exploremos nuestro mundo? ¿No estamos agradecidos de tener corazones que pueden sentir las vibraciones que nos permiten sentir el placer y la belleza de la naturaleza?

La belleza de la naturaleza es un regalo que cultiva el aprecio y la gratitud. Tengo un regalo para compartir con ustedes hoy, un proyecto en el que trabajo denominado Felicidad Revelada, y que nos da una idea de las perspectivas, de los puntos de vista de una niña y de un anciano sobre aquel mundo.

Niña: Cuando veo la televisión, solo son unos cuantos programas pretensiosos y cuando uno explora, uno recibe más imaginación de la que ya tenía. Y cuando logras más imaginación, te hace querer profundizar, y así puedes lograr más y ver cosas más bellas, como el sendero. Y si es un sendero, te puede llevar a una playa, o a algo, y sería hermoso.

Anciano: ¿Creen que este es solo otro día en sus vidas? No es solo otro día. Es el día que se les ha regalado hoy. Se les ha dado. Es un regalo. Es el único regalo que tienen ahora mismo y la única respuesta apropiada es el agradecimiento. Si tan solo cultivan esa respuesta al gran regalo que este excepcional día representa, si aprenden a responder como si fuese el primer día de su vida y a la vez el último, entonces habrán tenido un día muy bueno.

Comiencen abriendo los ojos y sorpréndanse de que tienen ojos que pueden abrirse, de esa increíble paleta de colores que se nos ofrece constantemente para el puro deleite. Miren el cielo. Miramos el cielo tan pocas veces. Pocas veces notamos cuán diferente es de un momento a otro, con nubes yendo y viniendo. Solo pensamos en el tiempo, e incluso así, no pensamos en todos los matices del tiempo. Solo vemos si hace buen o mal tiempo. Hoy, ahora mismo, hace un tiempo único, quizás de una índole irrepetible, que nunca será exactamente la misma. Aquella formación en las nubes del cielo jamás será la misma que ahora. Abran sus ojos. Mírenlo.

Miren los rostros de las personas que conocen. Cada una tiene una historia increíble tras su rostro, una historia que nunca podrán desentrañar del todo, no solo su propia historia, sino también la de sus ancestros. Todos venimos de tan lejos, y ahora, hoy, todas las personas que conoces, todas las generaciones, de tantos lugares del mundo, fluyen juntas y se reúnen con Uds. aquí como un agua vivificadora, con solo abrir sus corazones y beber de ella.

Abran sus corazones a los increíbles regalos de la civilización. Si accionan un interruptor, hay luz eléctrica. Si abren el grifo, hay agua fría y tibia y potable. Es un regalo que millones y millones jamás experimentarán en el mundo.

Estos son solo algunos de los muchos regalos a los cuales podemos abrir nuestros corazones. Por lo tanto, deseo que abran sus corazones a todas estas bendiciones, y que las dejen fluir a través de Uds., para hoy que bendigan a todos aquellos que conozcan, simplemente con sus ojos, con su sonrisa, con su roce, o con su simple presencia. Dejen que la gratitud se transforme en bendición a su alrededor, y entonces será realmente un buen día.

Gracias. Muchísimas gracias.

Blogs similares

    Comparte y diviertete:
    • Print
    • Digg
    • StumbleUpon
    • del.icio.us
    • Facebook
    • Yahoo! Buzz
    • Twitter
    • Google Bookmarks
    • BarraPunto
    • Bitacoras.com
    • BlinkList
    • Blogosphere
    • Live
    • Meneame
    • MSN Reporter
    • MySpace
    • RSS
    • Suggest to Techmeme via Twitter
    • Technorati
    • LinkedIn
    • email
    • FriendFeed
    • PDF
    • Reddit
    • Wikio IT
    • Add to favorites
    • blogmarks
    Top Footer