synthroid taking instructions

Inicio > Miscelánea > 10 habilidades que no se aprenden en la escuela

10 habilidades que no se aprenden en la escuela

Sábado, 15 de noviembre de 2014 Dejar un comentario Ir a comentarios

Para los que no lo sepan MBA es el acrónimo inglés de Master Business Administration, o Máster en Administración de Empresas. Desde hace unos años este tipo de títulos han cobrado especial relevancia y es muy probable que alguno de tus jefes o tú mismo tengas uno. Según Nassim Taleb (él tiene un MBA) son aquellos que “tienden a hacer reventar los mercados financieros ya que están entrenados para simplificar los asuntos un par de pasos más de los necesario”.


Uno se pregunta cuántos de estos MBAs son los que estaban en el ojo de la tormenta financiera que estamos sufriendo. Para Josh Kaufman, pagar por un MBA es tirar el dinero, al fin y al cabo, según él, un MBA no es más que un conjunto de actividades y lecturas y relaciones que cualquiera puede obtener sin necesidad de hipotecarse de por vida. Para los que no lo sepan un “buen” MBA puede rondar los USD$ 150.000.

No es que yo mismo tenga un especial interés en hacer un MBA, pero el enfoque de Josh me pareció desde el principio interesante y sus email y recomendaciones de libros siempre me aportan algo. De hecho, hace poco ha publicado un libro del que me bajé un capítulo de muestra y que tengo pendiente como lectura (The Personal MBA: Master the Art of Business).

Pues bien, hace poco, en uno de sus emails comentaba sobre un artículo de un profesor (John Taylor Gatto) titulado “The Curriculum of Necessity or What Must an Educated Person Know?” (El currículum de la necesidad o ¿qué es lo que una persona educada debe saber?). Este profesor lo resumía en 10 habilidades que no se enseñan ni se aprenden en la escuela:

  1. Definir problemas sin una guía.

    ¿Cuántos de nosotros somos capaces de definir los límites de los problemas? En la escuela nos enseñan a plantearnos problemas pero casi siempre nos dan los enunciados y el contexto en el que aplicarlos. Si preguntamos a cualquier ciudadano, de sopetón, cómo calcularía el volumen de un edificio, ¿cuántos nos plantearíamos bien el problema?

  2. Hacer cuestiones complejas que cuestiones paradigmas previos.

    La autoridad de un adulto es importante, pero también lleva a creer todo lo que nos diga. Por supuesto, esto tiene una ventaja evolutiva obvia (no hacer caso a los mayores nos pondría muchas veces en peligro), pero ¿les damos oportunidad a nuestros hijos a plantearse alternativas? ¿Nos lo planteamos nosotros mismos ante cuestiones aparentemente obvias?

  3. Asimilar rápidamente los datos necesarios de una masa de información irrelevante.

    Crucial hoy en día, cómo distinguir el grano de la paja. Desde luego esta habilidad va muy ligada a la primera. Si sabemos definir los límites del problema, nos será más fácil buscar lo que necesitamos. Tenemos gran cantidad de información, pero necesitamos enseñar a nuestros hijos y a nosotros mismos a identificar lo importante y detectar las fuentes de información más fiables con herramientas de análisis crítico.

  4. Trabajar en equipo sin guía.

    Auto-organizarse, muchos de los grandes logros del software de los últimos tiempos se han hecho así. Cientos de programadores, se han ido poniendo de acuerdo para construir todo tipo de aplicaciones. No había un jefe supremo que los guiara y sin embargo se iban logrando objetivos. Aprender a trabajar de esta forma no es sencillo, y requiere toda una serie de habilidades personales que es necesario trabajar.

  5. Trabajar en soledad.

    Sin que nadie te tenga que decir lo que tienes que hacer. Estamos tan acostumbrados a que nos manden que cuando nos dejan solos tenemos miedo al abismo. ¿Qué hacer, cómo hacerlo? Esta es una habilidad que hay que trabajar desde pequeños y no es fácil, porque nuestro sistema educativo, casi impone la presencia de un profesor, tutor o cuidador que nos dice lo que tenemos que hacer.

  6. Persuadir a otros de que tu camino es el correcto.

    Cuántas veces estamos convencidos de que nuestra propuesta es la correcta pero no somos capaces que transmitirla. Lo contrario también ocurre, pero …

  7. Conceptualizar y reorganizar información en base a nuevos patrones.

    Internet, teléfonos inteligentes, nuevos roles, ¿somos capaces de hacer encajar nuestras antiguas piezas de conocimiento en todo esto? Extraer lo sustancial de todo lo anterior, y ser capaces de trasladarlo a nuevos modelos.

  8. Discutir ideas con un enfoque hacia la práctica.

    Nos encanta discutir, pero ¿aquello que proponemos se puede llevar a la práctica? Es muy sencillo decir qué hay que hacer, pero ¿sabemos cómo podría hacerse?

  9. Pensar de forma inductiva, deductiva y dialéctica.

    De lo particular a lo general, o de lo general a lo particular o enfrentando ideas opuestas. Ser capaces de pararse a pensar para extraer nuestras propias ideas, ya sea a partir de la observación o del diálogo.

  10. Atacar problemas de forma heurística.

    Ser capaces de utilizar nuestro pensamiento lateral. De pensar fuera de la caja, de atrevernos a tomar otras vías, de ser capaces de aplicar la experiencia a nuevos problemas. De dejarnos llevar alguna vez por la intuición.

No estoy del todo de acuerdo con que estas habilidades no se enseñen en la escuela, todas ellas se tocan pero quizá no se les da la importancia que merecen, y desde luego, el sistema educativo no está enfocado a ellas. Echo de menos en todo nuestro sistema educativo, desde niños hasta universitarios, un mayor enfoque en las técnicas. Me parece que hay demasiado peso de las materias y de las clases magistrales.

Quizá hace años, cuando el conocimiento era muy limitado, tener a un maestro que nos mostrara un montón de cosas maravillosas que desconocíamos era básico, pero hoy en día es muy probable que ya nos hayamos topado con la información y lo que necesitamos es que nos digan cómo amasarla y/o digerirla. Hace apenas 50 años intuyo que el número de veces que un niño había visto la letra A serían mucho menores que las que han visto cualquier niño de hoy en día, igual con un idioma o con cualquier otra pieza de información.

Más que transmitir, dar sentido a todas esas piezas de información puede que sea el mayor reto que tenga un profesor hoy en día.

¿Son otras de las habilidades que se deberían enseñar en la escuela? Cada vez tengo más dudas, teniendo en cuenta la diversidad y complejidad del mundo actual, de qué y cómo se debería enseñar a nuestros hijos y es por eso que creo que se debería poner más énfasis en el cómo se enseña y aprende, que en el que se enseña: técnica Vs materia.

¿Cuál ha sido tu experiencia? ¿Cómo ha adquirido o aprendido estas habilidades? ¿Cuáles echas de menos?

Comparte y diviertete:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • BlinkList
  • Blogosphere
  • Live
  • Meneame
  • MSN Reporter
  • MySpace
  • RSS
  • Suggest to Techmeme via Twitter
  • Technorati
  • LinkedIn
  • email
  • FriendFeed
  • PDF
  • Reddit
  • Wikio IT
  • Add to favorites
  • blogmarks
Top Footer